martes, 12 de mayo de 2009

Valores (ecocentricos,biocentricos,antropocentricos)






VALOR ECOCENTRICO ……………………………… miércoles 22 de abril de 2009

Es el reconocimiento del “control de la naturaleza”, significa, entre otras cosas, reconocer el valor de la existencia de todos los seres vivos en el planeta y la responsabilidad que le cabe a los humanos en la protección de los demás seres vivos.
En la actualidad existen problemas ambientales globales que atentan a este valor, tales como la destrucción de la capa de ozono y el cambio climático global y se intensificaron otros como la desertificación, la contaminación del aire, agua y suelo, la contaminación de los océanos, la deforestación de los bosques tropicales y templados y la tasa de extinción de especies.

Ejemplo de valor ecocentrico es contribuir con la limpieza del medio ambiente y reciclar los materiales en desusos

VALORES BIOCENTRICOS

El principio Biocéntrico se inspira en el universo organizado en función de la vida, consiste en renovar nuestros valores culturales, basándonos en el respeto por la vida.
Su interés en un universo es comprendido como un sistema vivo. El reino de la vida abarca todo lo que existe, de la piedra al pensamiento más sutil.
Como dijo Alberto schweitzer: Meditando sobre la vida, siento la obligación de respetar cualquier voluntad de vida a mí alrededor, por ser igual a la mía.


Valor antropocentrico


es la doctrina que hace al ser humano medida de todas las cosas, su naturaleza y bienestar, son los principios de juicio según los que deben evaluarse hacia los demás seres y la organización del mundo en su conjunto.
El término tiene dos aplicaciones principales; por una parte, es un lugar común en la historiografía calificar de antropocéntrico a la cultura renacentista y moderna, en contraposición con el pretendido teocentrismo del Medioevo. La transición de la cultura medieval a la moderna se concibe con frecuencia como un tránsito de una perspectiva filosófica y cultural centrada en Dios a una centrada en el hombre— aunque este modelo ha sido reiteradamente cuestionado por numerosos autores que han intentado mostrar la continuidad entre la perspectiva medieval y la renacentista.[1]
Por otra parte, y en un contexto moderno, se ha llamado antropocentrismo a las doctrinas o perspectivas intelectuales que toman como único paradigma de juicio las peculiaridades de la especie humana, mostrando un sesgo sistemático por el hecho de que el único entorno conocido es el apto para la existencia humana, y ampliando indebidamente las condiciones de existencia de ésta a todos los seres inteligentes posibles. El antropocentrismo en este sentido puede tomar un aspecto cultural —como en la representación, típica en la ciencia ficción de la Edad de Oro— del ser humano como excepcional entre las especies inteligentes por algún rasgo, o biológico —como en la ingenua representación de los extraterrestres como vagamente humanoides. Esta situación ha dado origen a una extensa discusión acerca del llamado principio antrópico —que, simplificadamente, postula que los valores posibles para las constantes físicas universales están de hecho restringidos a aquellos que permiten la existencia de la especie humana, aunque no haya limitación de principio para que así sea[2] —, y acerca del movimiento del diseño inteligente, que utiliza esta limitación para afirmar que evidencia el designio de una inteligencia superior, artífice del orden del universo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada